Pabellón central
 


Feria de Muestras de Asturias. Gijón.

 
José M. Pisa Menéndez
Ramón Ruíz Fernández
 
Consorcio del recinto de Ferias y Exposiciones de Asturias
 
7.012 m2
 
José Olivares, arquitecto técnico
Ideas en Metal, estructura.
Modultec, módulo prefabricado.
 
CEYD S.A.
 
El proyecto desarrolla el nuevo Pabellón Central de la Feria de Muestras de Asturias, en su recinto de Gijón. El edificio se diseña como un gran paralelepípedo sobre cuya fachada principal aparece un gran voladizo. De este modo se crea un amplio espacio público cubierto, que además acoge en diferentes volúmenes todos los usos auxiliares del pabellón, permitiendo que el espacio expositivo sea totalmente diáfano. Los usos descritos se agrupan en tres piezas independientes: La primera, un prisma que hace las veces de envolvente para un posible escenario que acogería eventos en el interior del pabellón, pudiendo usarse también como espacio expositivo. La segunda pieza es una gran puerta central con dos hojas de diez metros de altura y tres de ancho. Esta puerta puede abrirse por medio de un mecanismo hidráulico, permitiendo realizar actos inaugurales en eventos como el de la Feria de Agosto u otras ferias sectoriales. La tercera pieza es un edificio de dos plantas. En la planta baja se colocan dos oficinas de información, una al exterior y otra al interior , y a continuación un almacén general. Esta pieza cuenta también con cuatro bloques de servicios, dos de caballeros y dos de señoras, que se pueden utilizar íntegramente, o bien sólo la mitad, dependiendo de las necesidades de la feria. El resto de la planta está ocupado por una zona de paso bajo las escaleras y una sala de instalaciones; ésta última cuenta con una escalera de acceso a la galería subterránea, también destinada a instalaciones. Sobre la primera planta, en la cota cinco sobre la calle, se apoya la pasarela acristalada de conexión entre el nuevo edificio y el Palacio de Congresos. Desde el nuevo pabellón se puede acceder por la izquierda a la cafetería, y por la derecha a la terraza. Frontalmente se puede bajar al área expositiva por medio de una amplia escalera o a través de la escalera mecánica. El gran espacio central se diseña con la intención de que tenga una gran versatilidad en cuanto a usos. También se trata de facilitar los montajes de exposiciones y el mantenimiento. Se estructura la red de servicios según una retícula de seis por tres que se considera óptima para los stands, aunque fácilmente adaptable a otros tamaños. Todos los servicios se distribuyen por la galería subterránea de dos por dos metros de sección, la cual atraviesa longitudinalmente el edificio y conecta perpendicularmente con una serie de canaletas en la solera que acercan todas las acometidas a los stands.
 


 

 
 
..